Bienvenidos a Weleda Chile

Noticias

Naturalmente mamá: Manuela Zañartu

Buscamos conocer historias que sirvan de inspiración .En este mes donde celebramos a los niños, quisimos conocer desde la perspectiva de una reciente madre, toda la emoción que envuelve estos primeros meses de vida junto a su bebé. Manuela Zañartu, abogada y amiga de Weleda, se convirtió en mamá el año pasado. Hemos querido entrevistarla para conocer su historia y la conexión con su hija.

 

- ¿Cómo ha cambiado tu vida luego de ser madre?

Cuesta sintetizar todos los cambios que se producen, pues la verdad parecen infinitos.

La vida que uno tenía cambia para siempre, y en ese sentido se produce un ajuste importante en las prioridades que guían tu vida en adelante.

En mi caso, ya desde el momento que supe que la estaba esperando, todo adquirió una perspectiva diferente. Me tocaba ser ahora participe de tantas cosas que, desde fuera, siempre había mirado. Y con ello, la toma de tantas decisiones que poco a poco van definiendo la forma en que “seremos padres”. Y eso supone cuestionarse día a día tantas cosas…

La maternidad ha implicado un proceso importante de mucha entrega, cansador, pero maravilloso. Ha sido un momento también de autoconocimiento profundo. Por lo mismo siento que uno crece mucho en esta etapa.

- ¿Cómo se ha involucrado la familia?

Siempre he sido bien cercana a mi familia, y en este sentido, su apoyo en esta etapa ha sido fundamental. Además, los consejos de la gente más cercana me han servido mucho para orientarme.  Ser madre primeriza implica tener infinitas preguntas, y la experiencia de la familia es siempre una guía importante.

- ¿Cómo has potenciado el apego?

Creo que lo más importante que he hecho para potenciar el apego, ha sido mantener la lactancia materna todo lo posible. En este sentido, creo que fue importante haber vivido fuera de Chile, donde los pediatras sugieren mantener la lactancia al menos durante el primer año. Acá recién nos estamos haciendo la idea de mantener la lactancia los 6 primeros meses, y en ese sentido creo que todavía tenemos mucho que avanzar.  La leche materna no sólo es gratis, higiénica, tiene la temperatura perfecta y fortalece el sistema inmunológico de los niños. Además, es una instancia exquisita para fortalecer el apego. Y creo honestamente que nada puede reemplazar ese momento.

- ¿Qué recomendarías a las futuras madres?

Muchas veces llevo a mi hija a la plaza, y me llama la atención la cantidad de mamás que, mientras “están” con sus hijos, se dedican a chatear por el teléfono la tarde entera. Me llama todavía más la atención cuando muchas de estas mamás, cansadas en cierto punto, entregan el celular a sus hijos para que jueguen con él. Sé que es difícil compatibilizar hoy día algunas cosas, y  por otro lado, la tecnología no me parece mala en sí. Pero realmente creo que hoy existe un abuso. Su uso está invadiendo momentos que son irrecuperables, y muchas veces con un fin totalmente intrascendente.

Nuestros hijos necesitan atención y tiempo, pero si no tenemos la posibilidad de hacerlo en la medida que nos gustaría, creo que vale la pena priorizar la calidad de estos momentos. Y en ese sentido, creo que es mejor dedicar un “breve tiempo”, a concho, que “mucho tiempo” en el que en realidad no estamos siquiera mirando a los niños.

Otra cosa que también he aprendido es que los niños no necesitan todas las cosas que la industria nos ha hecho creer. Es cierto que ellos necesitan conocer distintas texturas, colores y olores, pero no necesariamente eso lo pueden hacer exclusivamente a través de cosas compradas en un mercado infinito, como es el de las guaguas. He visto a mi hija entretenerse por horas ordenando la fuente de las frutas y verduras, o jugando con géneros y lanas, cosas que existen en cualquier casa.

- Tips de cuidados para ti y el bebé

La lactancia me ayudó mucho para volver rápido a mi peso. Además de eso, me preocupé siempre de tomar mucha agua, y ocupar aceites y cremas en el cuerpo,cara y pelo  -que se deteriora muchísimo. Los aceites Weleda de Granada, y Abedul han sido mis grandes aliados.

Los niños necesitan cuidados especiales, y para eso he ocupado la Línea Weleda bebé, que es exquisita.

- ¿Algún consejo?

Como dije antes, el mundo de hoy es especialmente exigente para las mujeres que debemos desempeñarnos en tantos roles. Por lo mismo, no todas tienen la suerte de pasar el tiempo que quisieran con sus bebés.

Un buena idea que permite compartir tiempo de calidad, fomentar el apego, y de paso cuidar a tu bebé, es probar con un masaje, idealmente antes de la tina.

El aceite de caléndula es exquisito, y además de relajar a los niños, les deja la piel hidratada y protegida.

Una técnica maravillosa que tuve la suerte de conocer es el masaje Shantala, tradicional de la India.